miércoles, 19 de noviembre de 2014

LOS LIBROS TAMBIÉN VIAJAN EN CASTILLO DE LOCUBÍN


LIBROS VIAJEROS

 ¿Qué entendemos por Libro Viajero?
 Es un libro en soporte papel, tamaño cuartilla realizado de manera colectiva por todo el alumnado de un centro educativo y por sus familiares (lo ideal es que participen los más mayores de cada familia) y también por un nivel y/o ciclo.

 Importancia de la experiencia
 La experiencia colectiva del Libro Viajero nos parece especialmente interesante porque permite integrar distintos aspectos que consideramos de relevancia didáctica: Por un lado, los alumnos/as pueden vivir el proceso creativo de realización de un libro desde la escritura colectiva, haciendo partícipes a las familias hasta la finalización de dicho libro y su catalogación  en la biblioteca del centro.  En este caso a los alumnos se les entrega el formato “libro” en blanco pero puede ser interesante en otras ediciones comenzar por la edición del libro, es decir, desde la escritura inicial en hojas sueltas, hasta tenerlo nuevamente en sus manos para la lectura, ya en forma “de libro”: portada, índice, autores ,ilustraciones ,encuadernación. El libro viaja cada día a una familia diferente y regresa con nuevas aportaciones. Consideramos que para los alumnos y alumnas tener el Libro Viajero en las manos, es en sí mismo un acto lector: lo hojean, lo leen, ven quiénes son los autores, ven cómo se va ampliando el índice…



Tal vez muchos de nuestros alumnos no tengan muchas oportunidades de experimentar este tipo de situaciones de lectura. En este caso el libro “vacío”, viaja hasta las casas de los alumnos/as para crear entre abuelos, padres e hijos juntos, la página correspondiente, y más tarde volverá para que lo lean en clase cuando ya esté editado y encuadernado. También valoramos esta actividad del Libro Viajero por la doble perspectiva: es una obra individual y a la vez es una labor colectiva. Pertenece a cada grupo, nos pertenece a todos los grupos del centro educativo también a las familias cuando éstas participan en el proceso. Cada grupo está implicado de manera especial en su elaboración, pero al mismo tiempo, al ser el resultado de una tarea común entre todo el alumnado y el profesorado del centro y las familias, también adquiere esta dimensión de lo social como reto humano para alcanzar niveles más complejos de organización y desarrollo y de nuevas posibilidades de interacción entre familia y centro educativo. Como producción colectiva de experiencia de centro, realizar esta actividad complementaria nos identifica, singulariza y nos mejora a todos de alguna forma en la que prima y se valora los logros y la producción colectiva sin desatender por ello la importancia de lo individual en su ejecución.
  Propuesta de la actividad
 La finalidad es escribir un libro entre todos/ as para la biblioteca del centro, contando con la participación de las familias. Se recopilarán diferentes textos escritos como cuentos, retahílas, canciones, juegos, adivinanzas, anécdotas, maneras de vivir, usos de las plantas medicinales de la localidad, nombres de los aperos de labranza, de las medidas de la tierra, los pesos de las semillas... permitiéndonos saber los conocimientos que los alumnos/as tienen acerca de dichos textos. 
 Desarrollo de la actividad
 Se trata de un libro tamaño cuartilla, decorado de manera muy atractiva, que tiene todas las hojas en blanco, rellenándose poco a poco en cada uno de sus viajes. Lo primero que haremos es presentar este proyecto a las familias, comentándoles que el libro viaja cada día a las casas de los alumnos/ as del aula, de forma rotativa volviendo al día siguiente. En ella, algún miembro de la familia, preferentemente el de mayor edad escribe algo en casa que para ellos sea significativo, como puede ser poesías, trabalenguas, canciones populares, adivinanzas, anécdotas curiosas, cuentos, etc. El alumno/ a siempre escribe en la medida de lo posible algo o bien lo dibuja, colorea, decora, comenta, etc. A partir de aquí estableceremos el orden de visitas del libro viajero a las familias. Para continuar con la actividad, dentro del libro viajero y también en el tablón de anuncios de nuestra clase colocamos una carta que previamente hemos elaborado entre todos los alumnos/as para recordar a los familiares el correcto funcionamiento de esta actividad y diría así:

 “Queridos padres/ madres, hermanos, abuelos, tutores...El libro viajero, va a visitar la casa de los alumnos/as del curso _____. Con él pretendemos, que todas esas poesías, canciones, juegos, nombre de plantas medicinales y sus usos, nombre de los aperos de labranza, manaras de divertirse de los abuelos, festividades, dichos, refranes... del folklore de tradición oral que todos conocéis, aparezcan aquí para que todos podamos conocerlas y compartirlas. Os pedimos que escribáis con letra muy clara, en una o dos hojas. Que lo escribáis con el/la alumno/a y que le animéis a que escriba cuando el quiera o que haga un dibujo para ilustrar lo que habéis escrito. A partir de aquí comenzará la elaboración del texto en la familia, los padres/ madres, los hermanos/as, tíos/as, etc., escriben algo significativo para ellos con la ayuda de los alumnos/as. El alumno/ a (protagonista) que le toca traer el libro viajero al aula contará al día siguiente a sus compañeros/as quién participó de su familia y leerá para toda la clase la nueva página del libro. Al finalizar la exposición, el alumno/a es el/la encargado/a de entregar el libro al siguiente de la lista, para que se lo lleve a su casa, sintiéndose de este modo protagonista. Fomentamos así su autoestima, y también permitimos que puedan exteriorizar sus sentimientos, y desarrollar la capacidad de transmitir a los demás cosas muy suyas, pertenecientes a su casa,a su entorno y a su familia. Una vez que el libro ha viajado por todas las casas, cada alumno/ a se podrá hacer una copia del mismo, permaneciendo el original en la biblioteca del centro para ser consultado a lo largo del curso, y para que recuerden y relean muchas de las páginas que les han resultado más curiosas y por las que mostraron más interés. Entre los objetivos que se pretenden desarrollar con esta actividad destacan: -Hacer que la familia participe en las actividades del centro y fomentar la composición escrita de textos. -Interesarse por el lenguaje escrito y comprender su funcionalidad. -Valorar el lenguaje escrito como medio de información y expresión de emociones. -Mostrar interés por conocer trabalenguas, retahílas, juegos, canciones... propios de su entorno cultural y también maneras de vivir, acontecimientos curiosos, utilización de las plantas autóctonas, nombres de los utensilios de labranza, etc. -Reforzar los lazos familiares con la escuela. -Comprender y traducir textos de producción oral mostrando actitud de valoración y respeto. -Respetar e interesarse por lo que les cuenta un compañero/ a. -Escuchar a los demás poniéndose en muchas ocasiones en el lugar del otro. -Sentirse protagonista, compartiendo sus producciones con los demás. La evaluación de dicha actividad se basará en la observación del trabajo realizado día a día por los alumnos/ as. El profesor/a elaborará un pequeño diario en el que registrará anécdotas, incidencias y datos de las sesiones en las cuales los alumnos/as presentan sus páginas escritas del libro y los comentarios aportados por sus familiares. Habrá que tener muy en cuenta el grado de participación de los alumnos/as y de sus familiares, al igual que el grado de satisfacción con esta actividad." Gracias a todos por vuestra colaboración.

1 comentario:

  1. Me gusta, seguro que lo haréis muy bien.Antonia Montoro

    ResponderEliminar